sábado, 2 de mayo de 2009

Publicidad...

Pasear de tienda en tienda durante tres horas para comprar detergente (que no había), buscar modelos agotados de teléfonos móvil y llevarte a casa dieciocho litros de leche... 18 euros.

Renunciar al móvil que te ha sobrevivido casi tres años, aguantándote golpes, salidas de fiesta, viajes, agua, desconchones, conciertos, mensajes y muchas más aventuras... un cojón de mico.

Escuchar
el Invierno de Vivaldi en tu nuevo móvil mientras te llaman, con muy buena calidad... No tiene precio.


Salvapantallas

3 comentarios:

Sergio dijo...

Sarang haeyo... ajoshi :)

Mola más la de Farewell, my lovely...

Morgana Majere dijo...

Esta me pone los pelos de punta (Ç)

javier dijo...

Eso significa que te tienes que depilar ^^