miércoles, 10 de junio de 2009

Das Feuer liebt mich


Durante este año me he dado cuenta de muchas cosas, algunas agradables, otras no tanto. Y algunas de las agradables, además, estaban insertadas en contexto un tanto incómodo. En resumen, el 2008/2009 ha tenido, como todos los cursos, su parte buena y su parte mala. La parte mala, al menos la que se puede contar, es que la repercusión en mi salud ha sido más fuerte de lo que yo pensaba. Si todo sale como se me dijo, acabaré experimentando una anestesia general (espero (no) ver la luz).

Es cierto que ha habido otras cosas malas, pero a nadie más que a mí le interesa conocerlas y comprenderlas. Es una cuestión que atañe solo a mi interior, y que en nada influye en lo que yo quiero contar.

Otra consecuencia de este año, no sabría decir si positiva o negativa, es conocer el (casi) límite de mi cerebro. Por lo general la gente trabaja, y estudia, y aunque lo haga durante un año, o esté en un curso académico completo, pasa temporadas bastante relajadas hasta llegar a las épocas de exámenes.

Para mí este año no ha habido épocas tranquilas y, desde hace meses, he tenido que trabajar duro y sin pausa. El resultado, el mejor rendimiento posible. En apenas una lectura puedo sentir cómo mi cerebro actúa cual esponja: absorbe completamente lo que ha visto, y no lo olvida. A pesar de ello, el coste está siendo muy grande.

¿Merece la pena? Sin duda. ¿Es este el límite final? Seguro que no. El año que viene más, y más fuerte. Porque puedo, y porque lo valgo.

Weil ich es wert bin.

Ich bin verbrannt mit Haut und Haar
Verbrannt ist alles ganz und gar
Aus der Asche ganz allein
Steig ich auf zum Sonnenschein
Das Feuer liebt mich
Das Feuer liebt mich nicht

Hilf mir

Sin miedo. Sin pausa. Sin cuartel.

6 comentarios:

Rock N' Roll Outlaw dijo...

weno no t preocupes rubita, k t keda poco! admas nos vamos de vacaciones en agostoooo

Mig dijo...

Sin embargo, yo creo que la presión puede hasta llegar a ser algo beneficioso. Esa presión, ese estímulo que nos obligua a avanzar o morir es lo que finalmente nos hace fuertes (joder, cualquiera diría que ando plagiando a Nietzsche xD). Así que alcemos los cuchillos, porque nada nos tumbará sin una buena lucha.

Menelmakar dijo...

Pero si afecta a la salud...

Morgana Majere dijo...

Si es lo que yo decía, que es genial xD ahora mi cerebro es una esponja...muahaha...soy espongiforme xDDD

Sergio dijo...

No, eres vermiforme! Como las polillas en su estado larvario primero antes de convertirse en pupas!! AaA

Javi dijo...

Qué bonita manera de llamarte capulla ^^