jueves, 20 de agosto de 2009

Agosto, enero y un montón de sueños.

Hace demasiado calor. Sí, demasiado.

Una vez, hace ya mucho tiempo, alguien que no recuerdo me dijo que 'demasiado' implicaba siempre negatividad. O tal vez lo ví en una película. O tal vez lo leí en un libro.

Nunca más volví a utilizarlo a la ligera. Nunca volví a decir 'te quiero demasiado', cuando lo que quería significar era que te amaba con locura. A pesar de lo cual, la locura no siempre es buena.

Sin embargo, el recuerdo ya no está, no están los detalles, ni los nombres. Ni el color, el olor, el sonido ni el sentido. Pero sí su significado.

Quién sabe si dentro de muchos años, cuando yo ya me haya ido, tal vez alguien recuerde lo que significaron mis palabras para él, aunque ya no sepa quién era esa chica de pelo casi rubio y ojos casi azules que hablaba de calores y recuerdos.

Ya no soy yo, pero sigo siéndolo. Han pasado muchos años, el tiempo sigue caminando, imparable, imperturbable, indeciso. Sin saber si va a la derecha o a la izquierda, pero siempre adelante. Y no podemos alcanzarlo.

Pero siempre nos quedarán esos escalofríos al pensar, ese ver pasar el tiempo tumbados en la playa, huyendo del aire frío, sonriendo al sol del norte, mientras nos manchamos con arena que no es arena, y nos damos besos que no son de despedida.

Porque el tiempo puede correr todo lo que quiera, que nosotros podemos quedarnos con sus segundos.

5 comentarios:

Elbereth dijo...

Me gustan mucho los 2 últimos párrafos...
El penúltimo es casi casi de Sabina...

Menelmakar dijo...

¿Un poco rubia? :P

Anda ya...

Por lo demás el paso del tiempo es lo que tiene.

Morgana Majere dijo...

gracias :) un día enseñaré una foto de la playa cuya arena no es arena, y donde el aire doblega al sol :)

Jokin dijo...

Muy bonita entrada.

El tiempo, en el fondo, sólo es un marco ficticio para que nuestras limitadas mentes puedan ordenar secuencialmente la ocurrencia de sucesos.

Mientras ocurran cosas bellas, el tiempo es sólo una etiqueta que poner en el álbum de fotos (o a día de hoy en el fichero JPG).

Sigo a la espera del suceso "Morgana invita al ex-Presi a una porción de su tarta de zanahoria, un café y una conversación" ;)

Hasta pronto, poco rubia :P

Javi dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada.

Si la arena no es arena y tú no eres tú... Quién soy yo?!?! xDD